sábado, 5 de marzo de 2016

Dr. Josef Jonás - disbiosis intestinal

La televisión ATaDEP para ustedes 




Dr. Josef Jonás - disbiosis intestinal  

La gente en los últimos años está observando mucho los diversos venenos, que pueden encontrarse en los alimentos, en el aire o en los productos cosméticos... los que están fuera de nosotros, los llamados "agentes contaminantes procedentes de fuera".
Pero mucho menos ya saben al respecto de que la principal fuente de estos productos tóxicos y contaminantes puede ser dentro de nuestro cuerpo, o más bien - que es así. Y esto es lo que vamos a conversar hoy. 
            Cuando a principios del siglo XX  exploraban por qué algunas personas viven cien años o más, se examinó por qué una gran cantidad de personas de edad muy avanzada se encuentra en el Cáucaso o en las montañas de Bulgaria, los científicos han llegado a la conclusión que en estas áreas hay una gran cantidad de leudado, mucha comida ácida, fermentada.
            Si se trataba de la leche de vacas, yeguas, camellos ... yogurt, verdura... simplemente diversos alimentos fermentados y sustancias, precisamente las bacterias que en estos productos fermentados fueron encontradas, que se llaman "lactobacillus" 
Y este Lactobacillus  fue supuestamente la causa de la larga vida, porque él es capaz de lidiar con otras varias bacterias dañinas.

            Cuando decimos la palabra intestino, todo el mundo se imagina debajo esa palabra un órgano. En concreto, lo que ahora tienen en cuenta, es el intestino grueso... porque naturalmente tenemos otras partes del intestino. En realidad es un tubo con pared complicada, que se compone de músculo, mucosa, más está complicada red de los vasos sanguíneos, las venas, y vasos linfáticos. Pero además de todo esto, también está la comida no digerida, que tiene aquí el lugar de otro procesamiento en el que se generan los residuos - heces. Las heces no son simplemente un desperdicio, sino que también contienen la mucosa intestinal pelada, que tiene el papel importante. Además dobemos considerar otra  parte del intestino, que mucha gente ni conoce, no sabe de su existencia - es una gran cantidad de microorganismos. Prácticamente cada uno de nosotros tiene en su intestino casi todos los microorganismos, que se encuentra en la zona geográfica donde vive. 
Si estamos en Europa, tenemos en nuestro intestino todos posibles microorganismos que se encuentran y que tienen alguna relación con el hombre en esta zona. 
            Hay más de 400 especies de microorganismos y mundo de ellos tiene que vivir con algunas reglas, en alguna comunidad, que es una célula escencial y fundamental para nuestra salud y nuestras vidas, ya que esta comunidad no sólo está implicada en la digestión de los alimentos. También sirve para la producción de diversos compuestos, sustancias, vitaminas, etc..., y para "enseñar" el sistema inmune con cuál tipo de microorganismos se puede encontrar, de manera de aprender a identificarlos o crear una eventuale  defensa contra ellos. 
            El problema es, que pocos de nosotros tenemos esta comunidad interna de las bacterias y otros microorganismos en un orden y estado ideal. 

            Ideal significa, que ciertos microorganismos están representados en la cantidad baja, otros más y otros en gran cantidad, y este número de cada uno de ellos debe corresponder a una cantidad específica. 
            Cuando se altera esa comunidad, de una convivencia harmonica, beneficiosa para todos , estamos hablando de disbiosis de la flora bacteriana en el intestino, o sea, de la disbiosis intestinal. Esto significa que algunas bacterias son pocas y otros más de lo que deberían ser... y la variante de las situaciones que pueden ocurrir allí, se entiende, que las opciones para el número de más de 400 microbios, son realmente mucho y es muy complicado reconocer ciertas situaciones e identificar el estado concreto de la flora bacteriana, en cuál se encuentra nuestro intestino.
            Todos estos microorganismos reaccionan con el alimento de manera muy específica y muy diversa. Así que puede suceder, que la gente a menudo se queja por una cosa: De vez que comían algo de comida y no pasó nada malo, y cuando comía la misma comida en otro momento, tuvo grandes problemas, así que que en todas las cosas, de que comer y que no, están confundidos y no saben lo que daña y que no.

            Y con razón, porqué eso depende de los microorganismos en el cuerpo que al momento que son en exceso ( la velocidad  de reproducción es realmente grande - en cuestión de segundos una de las especies de microorganismos pueden multiplicarse en varios millones) y en consecuencia, el intestino medio sufre de los cambios bruscos. Y como he mencionado al principio, la leche y otros alimentos fermentados - en teoría - en algunos casos, podrían ayudar a mantener la simbiosis de la comunidad de los microorganismos intestinales. Es por eso que tenemos en todas partes la oportunidad de comprar diferentes yogures, leches fermentadas, lactobacillus en tabletas, cápsulas, tinturas y otros.
            Pero la realidad es completamente diferente. Y este hecho pueden confirmar mis varios años de experiencia en el trabajo con dispositivos EAV. Entonces no estoy hablando de una teoría, sino de una confirmación de muchos años de práctica, y es tal que el 90% de las personas, es decir, 9 de cada 10 personas, tienen la microflora en el intestino alterada. Eso significa que se encuentra en el estado de disbiosis intestinal. Como resultado tenemos el crecimiento excesivo de los agentes patógenos y más microorganismos producen sus toxinas, que desde los intestinos a través de la sangre entran en todo el cuerpo, y más, por otra parte en el proceso de digestión mala de los alimentos se crean realmente las sustancias altamente tóxicas.
            Esto significa que en el momento de la simbiosis intestinal, en la condición óptima de la microflora intestinal, durante la digestión de los alimentos no hay problemas y no se producen sustancias tóxicas, mientras si el equilibrio de los microorganismos en el intestino es violado, la digestión de ciertos alimentos, especialmente carne, grasa, leche y surgen estas sustancias muy tóxicas.
            Así que a menudo debaten si el vegetarianismo sí o no, si la carne es cancerígena y dañina y podría hacer muchos otros ejemplos similares.
            Hay que decir inequívocamente que sí, porque para ser vegetarianos, aunque tienen una disbiosis intestinal, no se proporcionan al cuerpo discutidos alimentos de los  cuales se formarían las sustancias muy venenosas.
            La peor combinación en caso de disbiosis intestinal es la entrega de sustancias cancerígenas al cuerpo justo a través de la alimentación. Estos bien conocidos - hay alrededor más o menos una docena - y causan cambios en las células y luego conducen al cáncer. Creo que el número cada vez mayor de incidencia de esta enfermedad está asociada también con deterioro del ambiente intestinal, el desequilibrio intestinal, disbiosis intestinal, y estoy convencido de que la sustancia cancerígena  más grave "Hacemos dentro de nosotros".  Nosotros no tenemos que buscar un sitio en el ambiente externo. Por supuesto, no necesariamente debemos hablar directamente sobre el cáncer, también hay diversas sustancias genotóxicas que causan otros problemas de salud - la psoriasis, problemas psicológicos, fatiga, depresión, problemas de la piel (cada eczema atópico, podríamos ver como resultado de disbiosis, porque estas toxinas son excretadas  a través de la piel y dan lugar a diversas enfermedades de la piel y otras dolencias que simplemente alteran el funcionamiento normal de las células y de todo el organismo, que luego se convierte en un desastre. 
Tenemos que darnos cuenta de que estas sustancias en nuestro entorno intestinal se producen diariamente ya por muchos años, así que parece que no podemos escapar a esta situación, que no podemos detenerla.
            De acuerdo con la toxicidad producida por estas sustancias, como he mencionado antes, puede haber una variedad de problemas de salud. En su mayoría son problemas cutáneos, problemas mentales, problemas con la infertilidad en las mujeres, trastornos hormonales y docenas de otros que se relacionan con la disbiosis. Sólo podemos adivinar la razón del  "por qué"...
     
            Y esto no es ninguna novedad, porque cuando te das cuenta, la disbiosis es tan antigua como la civilización misma. De hecho, en el pasado, muchos niños morían por causa de problemas intestinales. Pero fue una razón diferente.
            Antes no estaba ninguna higiene y se produjeron muy a menudo las infecciones por contacto directo - de agua mala, infectada, de mala comida. Así que en ese momento era suficiente comer un yogurt vivo para luchar contra estas infecciones. Hoy en día la situación es completamente diferente. Hoy en día, no es solo una infección derivada de los alimentos y el agua, pero en la mayoría de los casos de disbiosis podemos hablar de antibióticos, porque, los antibióticos son probablemente las mayores y más importantes causas de este problema. Y eso no es sólo hablar de antibióticos, directamente como un fármaco.
            Son los antibióticos presentes en la miel, animales de carne procedentes de granjas, donde los antibióticos están agregando preventivamente a la alimentación. A continuación, inician de nuevo el ciclo, cuando los antibióticos son excretados en la orina, de nuevo en el agua y, por tanto, posiblemente, a otros alimentos. Entonces en el mundo de hoy, impregnado de antibióticos, es de hecho, difícil encontrar una persona que no sufriría disbiosis. ¡Y esto es muy malo! 
A menudo el niño nace con un medio intestinal tal como su madre . Y así nos encontramos justo después de nacer con una distensión abdominal, dolor de estómago y diversos problemas de la piel. Y por otra parte, hay que recordar que la leche materna se produce de materiales que se encuentran en los intestinos, por tanto, de esta manera al bebé pasan todas toxinas intestinales que tiene la madre.
            Otro papel importante en la disbiosis intestinal juegan las vacunas, varios tipos de terapias hormonales, radioterapia y cirugías diferentes intestinales..., pero estos, dice, en menor medida. Mientras con los antibióticos en el agua y en los alimentos nos encontramos todos...
            También hay que señalar que disbiosis conduce a trastornos inmunológicos, debido a que el intestino es uno de los dos sistemas inmunes centrales (el segundo lo encontramos en el cerebro).

            Y, ¿cómo podemos salir de esta situación? - por supuesto, tenemos una gama de diversas recomendaciones, de las cuales voy a mencionar en mi próximo libro, pero si me quedo en la desintoxicación con los productos, nos podemos decir una receta muy sencilla, que conduce a un resultado muy bueno.
            Disbiosis intestinal no es sólo la cuestión del intestino. Su estado está controlado y gestionado por el cerebro, así como todos los procesos en nuestro cuerpo. Y justo a través del cerebro, por extraño que parezca, podemos llegar al correcto estado de la microflora intestinal.
            Así que en este caso tenemos dos opciones, dos caminos, y hay que decidirse por uno de ellos o ambos, con la ayuda del dispositivo de EAV.

            Hablamos sobre Sutox, que sirve para eliminar las toxinas de los tejidos, el producto Nodeg, para resolver emociones encapsuladas, que en su estado "encapsulado" impiden la excreción de toxinas. Más estamos hablando de Cortex, para eliminación focos microbianos desde la parte del cerebro Pons Varol y no menos importante en términos de producto está Togen, que elimina toxinas intestinales por años acumuladas.
Estos cuatro preparados pueden establecer un estado de simbiosis. Su mantenimiento luego podemos apoyar de una cierta manera de la que hablaremos más adelante.

            La segunda variante es para algunas personas, que tienen la presencia de los microorganismos, posible inflamación, infección y focos microbianos, justo en las áreas del cerebro, que estábamos hablando (Pons Varol):
El primer producto es Spirobor, que trabaja con la presencia de Borrelia en este centro. A menudo debemos ver también la presencia de microorganismos Ehrlichia y  Bartonella, que a menudo acompañan a la Borrelia y transmitidas a través de diferentes tipos de insectos (pulgas, garrapatas, mosquitos) e incluso a través de las relaciones sexuales. Son muy importantes bacterias que se pueden gestionar a través del preparado Zoinf , el producto final es Antivex, para las infecciones virales. Entonces esta combinación de productos elimina focos microbianos en esta parte del cerebro, y se puede restablecer una vez más el buen funcionamiento de los intestinos y destruir el estado de disbiosis.

            Podríamos hablar de esto durante mucho tiempo y sin duda habrían sido muchas informaciones que podrían interesar a alguien. Pero hoy era importante que las personas se hacen conscientes de este peligro que existe aquí y es muy común, y también que ese riesgo no se elimina comiendo un yogur o que no es manejable con algo que podrían comprar en una farmacia. 

            Debido a que en este caso ya no es posible, ya que cualquier producto ordinario ya no tiene un efecto sobre la función de esa parte del cerebro, que  se ve afectada por el estado de la disbiosis a largo plazo y su función se interrumpe.
            La experiencia demuestra que estos dos compuestos de productos son eficaces y pueden evitar algo tan serio, como dije al principio – la producción de toxinas muy peligrosas. Así que gestión de todo el problema tenemos nosotros mismos en las manos y nosotros mismos nos causamos estos problemas, ya que, en combinación con ciertos alimentos, nosotros mismos producimos las toxinas peligrosas - repito - intestino forma una parte muy importante del sistema inmunológico, por lo que entramos en un círculo vicioso del cual nunca vamos salir, si no hacemos  los primeros pasos para rectificar tan pronto, como sea posible! 

traducido por Joalis Chile
fuente: