lunes, 1 de junio de 2015

Desintoxicación Práctica por el Dr. Josef Jonás (parte 1)


Desintoxicación práctica
El organismo humano funciona mejor cuanto mejor funcionan sus procesos de regulación. Un organismo regulado es capaz de funcionar bien por más de 100 años.
Las regulaciones se realizan a base de autorregulación, lo que significa que se efectúan sin nuestra voluntad, entonces no está dentro de nuestras posibilidades influenciarlas. Falta de regulación o el estado opuesto a la regulación es el caos. Y el caos lleva consigo a problemas, enfermedades y dificultades.
El principio de la armonía significa orden, estaba en los viejos tiempos representado como un símbolo "mónada", es un símbolo que en la antigua medicina china representa principios de Ying y Yang. En el principio de armonía dinámica, fuerzas que se mezclan entre sí y demuestran un principio holístico del cual apuesto es un principio de dualidad que surgió en Grecia, principio de dualidad dice que algo es mejor que otro, que algo podemos validar como mejor o peor, pero este no es nuestro caso por que nosotros necesitamos que nuestro organismo no distinga estas dos cosas, que algo es mejor o peor. Nosotros necesitamos que trabaje en armonía absoluta, por este motivo es mejor si mantenemos principios de punto medio. Incluso la persona no vive en extremos, ni en un punto malo ni bueno, este principio de la armonía de punto medio, es interrumpido por diferentes circunstancias e infringido por otras personas, influencia de la naturaleza y con otros aspectos. Y nosotros necesitamos eliminar estas ¡Influencias!.
Estas influencias negativas que desvían nuestra armonía, causan establecimientos de elevada entropía, que significa bajo orden, o sea, desorden.
Combatir este proceso lo llamamos desintoxicación, porque las cosas que negativamente influencian nuestro estado de armonía se llaman toxinas.

Desintoxicación es algo que se debe eliminar estas toxinas y es algo que debe llevarnos al funcionamiento en armonía y orden.

Toxinas son efectos o influencias de distorsión que pueden provenir de nuestra psique, de nuestra alimentación, del medioambiente, simplemente a las toxinas no las podemos evitar, porque estamos continuamente expuestos a ellas.
Entonces con el hecho de que nos esforzamos en eliminarlas de nuestro cuerpo, esperamos que en el organismo humano se establezca la armonía, pero sobre todo se restablezca la capacidad de autorregulación del organismo, que perdimos por la presencia de estas toxinas.
Una vez llegando al estado de armonía óptima y estado de buena autorregulación entonces se empieza a devolver a nosotros nuestra salud más o menos como estaba al inicio de nuestra vida, cuando la persona estaba capaz de existir sin diferentes defectos y fallos.

Nosotros no podemos ponernos como objetivo entender el funcionamiento perfecto del organismo porque el organismo es una unidad muy complicada, es un conjunto de sistemas increíblemente conectados con otros y otros sistemas del organismo y de eso habla la medicina holística. Significa que un defecto en un lugar del organismo puede manifestarse en muchos otros lugares. Defecto de una función se puede manifestar en falla de otra función. Simplemente no podemos imaginar al organismo como una simple máquina de la cual estamos capaces de controlar al 100 % su funcionamiento.

El método holístico trabaja con el concepto así llamado de denominadores; denominadores son efectos que pueden interrumpir cualquier cosa en cualquier zona de nuestro organismo, en nuestro sistema corporal; puede parecer absolutamente incomprensible que un sistema así complicado pueda ser influenciado negativamente con algo como son las toxinas.
Pero nos podemos dar cuenta que un imperio sofisticado e imponente como el imperio romano fue destruido con medios muy simples.

Si alguno de los subsistemas del cual nuestro organismo está constituido demuestra un defecto, si es influenciado por una toxina no significa naturalmente que nuestro organismo funcionará mal completamente.

Cuando un organismo humano es aún joven y lleno de energía y a veces con energía en exceso, entonces tiene una gran capacidad de compensación. Por otro lado debemos contar con el hecho de que la capacidad de compensación baja con el tiempo, entonces, por ejemplo, en la mujer después de la menopausia empiezan a surgir diferentes problemas y la mayor parte de la gente tiene una imagen que de repente comienzan, pero no es así. En este momento se empieza a manifestar todo lo que se acumuló durante toda la vida y que hasta ahora el organismo compensaba a través de hormonas, gracias a su energía y capacidad de autorregulación.
Después de este pasaje aparecen los pecados de la juventud, como los llamaban "los viejos médicos", pero en todo esto existe una gran posibilidad de prevención con la desintoxicación, una eliminación preventiva de las toxinas, porque el organismo humano sin toxinas no está así sujeto a defectos del organismo, que siempre durante la vida es atacado por toxinas.
Podríamos hablar de toxinas del medioambiente, de problemas psíquicos de cada uno, problemas metabólicos que se acumulan, consecuencia de nuestra alimentación y con estas toxinas nuestro organismo es más contaminado e influenciado.

En nuestra vida y en cuestión de nuestra salud nos encontramos siempre con muchos síntomas de nuestros problemas psíquicos, problemas físicos, simplemente son miles y nosotros tenemos una sensación que se trata de un gran e incomprensible fenómeno pero podemos imaginarlo en manera que en algún lugar de la parte interior surge un problema hasta llegar al nivel visible de la vida derramándose en una serie de problemas. Y nosotros estamos siguiendo la superficie de la vida humana, pero nosotros en esta serie queremos seguir efectos que están en la base de todos los problemas y estos mayor parte de veces son mucho mas simples de lo que podemos imaginar. Podemos volver en la historia humana y ver que muchos problemas de salud (y son las cosas bastante grandes, tragedias humanas como, por ejemplo, el cólera) fueron resueltos simplemente con higiene personal y pública.
Nos damos cuenta de que cuando aprendimos la limpieza personal, aprendimos higiene de alimentos, higiene de agua, higiene de nuestra vida en común como sociedad. Y tenemos la posibilidad de realizar la misma cosa en nuestro organismo, eliminar toxinas que están en nuestro interior, entonces nosotros a todo el proceso de desintoxicación lo podemos llamar higiene interna, que es simplemente una continuación de las cosas que hemos adquirido durante los siglos pasados. Pero también podemos recordar, esperando que no va a ser así con nosotros, como en el caso un poco escéptico del doctor Semmelweis que descubrió el efecto de sobrevivencia de microorganismos en madres. Y le duró algunos decenios de años antes de hacer valer su idea y salvar las vidas. Entonces esperamos que la gente no va a necesitar mucho tiempo para aceptar la idea de la higiene interna que significa la eliminación de diferentes toxinas que influencian negativamente la autorregulación de nuestro organismo y en consecuencia llevan enormes variedades de problemas de salud. Este principio vamos a explicar y aclarar hasta entenderlo bien.
La autorregulación de nuestro organismo se efectúa a través de informaciones que son mediadas por las vías neuronales y evaluadas por el cerebro. El problema radica en que el cerebro humano en sí ya es un órgano complicado, no sólo hay algunas cosas que evalúa mal y en sí llevan al organismo algunos problemas que no deberían ser y perturban al organismo humano. El cerebro humano es un órgano muy complicado y cada órgano complicado naturalmente es más propenso a disturbios y defectos. La autorregulación se efectúa sobre todo gracias al sistema inmune. El sistema inmune es un sistema que tiene la tarea de mantener nuestro organismo en manera que no se abrume de toxinas. Sin el sistema inmune verdaderamente la vida sería corta. Pero el sistema inmune tiene también sus límites y sus problemas, no es capaz de controlar el acceso de todas las toxinas, además es influenciado por el estrés, por diferentes fases de la vida, entonces hay una acumulación residual de toxinas que nuestro organismo debe de alguna manera procesar y debe lidiar con ellas.
La cosa muy interesante es la manera de lidiar con las toxinas porque no se trata sólo de la eliminación del organismo humano, se trata también donde está depositada la toxina y donde se distribuye.
Nuestro organismo para esta cosa tiene una increíble capacidad de adaptación y es capaz de deshacerse de las toxinas en los sitios que no son vitalmente importantes, por ejemplo, si alguna toxina pone en peligro nuestros riñones, entonces el organismo lo distribuye en sitios que tienen que ver con los riñones pero no son tan importantes para mantener nuestra vida, por ejemplo, las articulaciones, naturalmente problemas de articulaciones podemos retener como enfermedad pero no son absolutamente necesarias, por ejemplo, la columna vertebral o cabellos, simplemente otras partes de nuestro organismo que están relacionadas con los riñones y de la misma manera trabajan otros órganos vitalmente importantes como, el corazón, el hígado, pulmones y bazo.